¿Sacrificarías el diseño de tu web para que sea responsive?

¿Pero qué significa exactamente que nuestra página tenga la cualidad de ser “responsive”? Según el diccionario Inboud de marketing 40defiebre, el diseño web responsive o adaptativo es una técnica de diseño web que busca la correcta visualización de una misma página en distintos dispositivos. Desde ordenadores de escritorio a tablets y móviles.

Hoy en día accedemos a sitios web desde todo tipo de dispositivos; ordenadores, tablets, smartphones… por lo que, cada vez más, nos surge la necesidad de que nuestra web se adapte a los diferentes tamaños de los mismos.

Los dictados del marketing y el diseño suelen hacer que los diseñadores y desarrolladores se centren mucho más en el aspecto de la web desde los ordenadores, situación que a posteriori conlleva la eterna duda, ¿qué sacrificamos el diseño original por hacer la página responsive?¿O nos quedamos con un gran diseño para la visualización en ordenadores y optamos por un mal diseño en la versión responsive?.

responsive

Para llegar a la respuesta, solo debemos analizar el importante papel del resto de los dispositivos para navegar por internet en la actualidad: Desde el año 2014 el móvil se convirtió en el primer medio de acceso a internet y sigue siéndolo en la actualidad.

Así que conociendo ya la importancia de los dispositivos alternativos al ordenador, sobre todo los smartphones, nos sentamos a hablar con un desarrollador y un diseñador (de nuestra oficina en Digital Art & Designers), de manera independiente. ¿Qué opinan ellos?.

Desarrollador: 

Directamente opta por el “sacrificio” del diseño frente al desarrollo responsive, pero prefiere llamarlo “adaptación” porque piensa que no debería tener un matiz tan negativo.

Diseñador:

Si se tiene en cuenta la responsividad de la web desde las fases preliminares del diseño (adquisición de necesidades del cliente, primeros prototipos, etc), no tendría que hacer falta sacrificar nada en absoluto: con una buena labor de diseño, y siempre que el cliente mantenga una actitud abierta ante las necesidades técnicas, la responsividad no afectará al aspecto de la web. Ahora bien, si es necesario incorporarla a posteriori, con un diseño rígido ya hecho, hoy en día hay que sacrificar todo lo que sea necesario para que la web se adapte correctamente a dispositivos móviles, porque la realidad es que hace tiempo que han dejado de ser minoritarios.

Diseño y responsividad se retroalimentan: las tendencias actuales del diseño han surgido precisamente como respuesta a las necesidades de implementar rápidamente diseños flexibles que se visualizen de forma correcta en cualquier plataforma, y por otro lado diversas mejoras técnicas en los dispositivos y herramientas de programación han surgido para mejorar la navegación y visualización de las web. La responsividad es ya un requisito del desarrollo web, más que una característica que haya que poner en competición con el diseño.

pantalla

En definitiva nos quedamos con que en la actualidad, desde el primer diseño, hay que contar con el aspecto responsive para que el diseño finalice siendo una evolución, se adapte, y luego no tengamos dos webs diferentes o una bonita y adecuada a efectos de marketing a través del ordenador y una fea a través del móvil.

Si necesitas más información sobre este u otros aspectos sobre el diseño y desarrollo de tu web, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico info@digitalartdesigners.com

 

NFC, el futuro sistema de pago a través del teléfono móvil

Near Field Communication es la definición de NFC, las siglas que de manera común se usan para hacer referencia a la tecnología de interconexión de dispositivos pensada para el intercambio rápido de unos bits con los que podremos realizar pagos y otras acciones en los establecimientos.

2011_01_25_nfc2

La tecnología NFC es un sistema de transmisión similar al bluetooth y que utiliza los principios de la tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia) pero con prestaciones mejoradas ya que aprovecha el masivo uso de teléfonos móviles con las posibilidades que éstos últimos ofrecen en la actualidad.

Se prevee que los nuevos teléfonos móviles vendrán con unas etiquetas que llevan incorporadas un chip con información almacenada además de una antena transmisora para que pueda llevarse a cabo la transmisión de datos (y que posiblemente encarecerán aun más el precio de los mismos).

rfid_chip_img

Para que nos hagamos una idea de la capacidad de este sistema, la tecnología bluetooth abarca un rango de distancia durante la transmisión de 10 metros aproximadamente. El sistema NFC podrá tener un rango de entre 2 y 100 metros, aunque los pagos tendrán un corto radio de acción impuesto de 20 centímetros como máximo para que no se produzcan fallos de seguridad o conexiones accidentales.

El usuario tendría que identificarse a través de un código o número personal, haciendo que todo el proceso sea mucho más rápido y sencillo que el actual pago a través de tarjeta de crédito.

Los establecimientos deberán tener también estas etiquetas incorporadas como receptores de la transmisión de datos. Se espera que puedan formar parte además de cajeros de pago para aparcamientos, máquinas de cobro en medios de transportes como autobuses, en taxis. En supermercados, cines y grandes áreas comerciales.

Se espera que esta tecnología no suponga un fuerte impacto para los usuarios puesto que la sociedad se encuentra ampliamente familiarizada con el uso de sistemas móviles. Ya se han implantado algunos de ellos pero aun no se ha generalizado dicha tecnología.

Una meta para los fabricantes es que el sistema evolucione y sirva también para otro tipo de acciones informativas como en las que podría haber en paradas de autobús para consultar el horario de las líneas, itinerarios o comunicaciones de la compañía o empresa.

halo-4-tapit-nfc

 

Además también se han creado ya conexiones NFC entre otro tipo de dispositivos como por ejemplo entre un teléfono y unos auriculares inalámbricos, los cuales podrán emitir la señal de audio desde la reproducción musical que se esté llevando del teléfono.

En general esta tecnología parece ser un paso positivo en cuanto a simplificar muchos de los procesos en los que invertimos bastante tiempo cada día, pero sin duda surgen dos incógnitas: ¿Es un sistema realmente seguro? y , ¿estamos dispuestos a pagar un teléfono más caro aun a cambio de lo que me ofrece esta tecnología?.

Vídeo: